0
Ofertas en Productos de Peluquería Baratos

Extensiones de pelo

El mercado actual no tiene límites en el ámbito de las extensiones de pelo: puedes cambiar tu aspecto y conseguir la imagen que se te ocurra, ¡tu único límite es la imaginación! Las hay para todos los bolsillos, de todos los colores imaginables, y son muy útiles si quieres cambiar tu look sin recurrir a productos químicos que pueden dañar el cabello natural. Es una de las formas más sencillas de conseguir esa imagen que tanto desees.

Los mejores resultados se consiguen con extensiones de pelo natural, pero también son las más caras.

También las hay de pelo sintético que imitan muy bien y a menor precio los acabados de tu cabello propio, aunque para cada caso particular hay diferencias.

No obstante, las que más juego te darán son las naturales ya que además las puedes teñir o decolorar y tratarlas como si fuese tu propio pelo. Las puedes cambiar a tu gusto y quedarán como tus propios mechones.

Las extensiones son también la mejor solución para casos de problemas capilares y de salud que te provoquen calvas en el pelo o si, simplemente por estética, quieres más volumen de pelo, más longitud o cambiar en algo el color.

Al no pasar por ningún proceso químico (da igual que sean de pelo sintético o natural), no harás sufrir a tu cabello.

Además, las naturales se pueden planchar o rizar con aparatos eléctricos, cosa que no puedes hacer con las sintéticas (que suelen ser de plástico, de mayor o menor calidad).

Los tipos de extensiones más usados son:

  • De cortina: estas extensiones van cosidas a mano y son de pelo natural, así que son uno de los tipos que mejor resultado dan, pero también de las más caras. Te permiten poder usar secador o plancha y tratarlas exactamente igual que tu pelo natural. Son las que mejor quedan porque se camuflan perfectamente.
  • De queratina: se tardan mucho en poner porque se colocan mechón a mechón, así que tendrás que tener paciencia, pero el resultado es muy natural. Se pueden poner de muchas formas, pero lo más común es cosiéndolas al pelo o pegándolas al cuero cabelludo. Es recomendable que estas extensiones solo las trabajen los profesionales de estética.
  • Adhesivas: son las más sencillas de colocar y las que mejor relación calidad/precio tienen, especialmente las de pelo natural (las hay de los dos tipos). Se colocan con un pegamento especial que debes aplicar en el cuero cabelludo y donde se pegan los mechones. Este adhesivo es inocuo, así que no te preocupes por reutilizarlo cuantas veces necesites.

    Al ser tan fáciles de poner, en menos de quince minutos puedes darle un cambio radical a tu aspecto, y te pueden llegar a durar hasta tres meses puestas. Además, las mismas extensiones las puedes reutilizar varias veces, y las de pelo natural puedes rizarlas, alisarlas o moldearlas como tu propio cabello.

    Incluso puedes despegarlas y volverlas a usar en el futuro, así que por su versatilidad y porque no dañan el pelo, son las más recomendables: puedes jugar con ellas de forma prácticamente infinita.
  • De clip: como las adhesivas, son de las más fáciles de poner. Tienen una horquilla o enganche que se unen a los mechones naturales de tu pelo, quedando integradas en tu melena. Te las puedes poner y quitar cada día y ajustar en todo momento. Por esta facilidad para ponerse y quitarse, también son de las más usadas.
  • De colores: si lo que buscas es cambiar el color de tu pelo o de algunos mechones, lo mejor no es que tiñas extensiones naturales, sino que directamente uses extensiones que ya vienen coloreadas previamente. Así evitas el daño que estos procesos hacen en tu pelo y todo lo que eso conlleva.

Independientemente del tipo de extensiones que decidas usar (incluso aunque no sean permanentes y decidas ponerlas y quitarlas habitualmente), si las usas tienes que darles cuidados especiales, respetando mucho el no ser brusco con ellas ya que se pueden desprender. Unos cuidados básicos que tienes que tener si llevas extensiones son:

  • No uses productos agresivos en el pelo. Usa productos naturales siempre que puedas.
  • Piensa en cómo te quedará el pelo cuando crezca y anticípate: las extensiones no te quedarán igual cuando las empieces a llevar que meses después, así que o tendrás que cortarte tu pelo para mantenerlo al mismo nivel, o cambiar las extensiones por otras de diferente longitud.

    Además, aunque no sean permanentes y te las quites habitualmente, no uses las mismas durante más de tres o cuatro meses, ya que se acaban desgastando.
  • Cuando te laves el pelo, hazlo boca arriba, con la cabeza erguida, para evitar que se puedan desenganchar los implantes. No frotes el pelo con fuerza y evita que les caigan chorros de agua directamente, para no debilitar la unión con tu pelo.
  • Ten todo el cuidado que puedas con el punto donde estén enganchadas las extensiones. No apliques ninguna fuerza ahí ni le des calor directamente. Esto es aún más importante si cabe si decides usar extensiones adhesivas, ya que el calor deshará el pegamento y despegará el mechón.
  • Debes tener el mismo cuidado al cepillarte el pelo: hazlo despacio y, si tienes nudos, intenta no tirar sino usar productos desenredantes. Intenta no pasar el cepillo por la zona de unión con tu pelo.
  • Si consideras que te las puedes poner y quitar a la hora de lavar el pelo (o hacerle cualquier tratamiento), es recomendable que lo hagas. Te durarán más al no exponerlas a ese desgaste. Además, así no perderán brillo y color, algo que suele ocurrir con el tiempo (especialmente si son sintéticas). Este desgaste será más acusado si son de baja calidad.

¿Quieres hacernos alguna consulta sobre estos productos?

Si tienes una pregunta sobre cualquiera de los productos de peluquería, maquillaje o cosméticos de nuestra tienda ALPEL haz click en el botón NUEVA CONSULTA y nuestros peluqueros y maquilladores te responderán directamente.

Tienda online de confianza