¡¡¡ No Olvides Desmaquillarte !!!

En artículos anteriores, hablábamos de la importancia del maquillaje para lucir un look radiante, libre de imperfecciones, con mayor vida, luz y color... Sin embargo, cuando el día termina nuestra piel nos pide limpieza, respiración, hidratación... por lo que no debemos olvidar la importancia de desmaquillarse para lucir una piel sana y en perfecto estado.

¡¡¡ No Olvides Desmaquillarte !!!

Al desmaquillarnos conseguiremos principalmente:

1. Eliminar el maquillaje, el exceso de sebo, las células muertas y todas las impurezas procedentes de la contaminación del ambiente.

2. Evitar el envejecimiento de la piel, la obstrucción de los poros y por tanto la salida de granitos.

3. Lucir una tez fina y luminosa.

Según tu tipo de piel (seca o sensible, grasa o mixta) puedes optar por un producto técnico desmaquillante u otro entre las distintas opciones que tienes disponible en ALPEL:

Leche desmaquillante: Producto adecuado para todo tipo de pieles. Se aplica sobre la piel seca y se limpia con un algodón o esponja seca o húmeda.

Desmaquillador en Crema: Producto adecuado para pieles mixtas y grasas. Se aplica sobre la piel seca y se limpia y aclara con agua tibia tras su aplicación. El agua caliente reseca y ablanda los tejidos.

Tónico desmaquillante: Producto aplicable después del desmaquillante y el secado de la piel. Nos ayudará a retirar cualquier resto de maquillaje, crema u otro producto químico, además de refrescar la piel y cerrar los poros.

Agua desmaquillante: Producto adecuado para todo tipo de pieles. Permite desmaquillarnos y tonificar al mismo tiempo.

Mousse desmaquillante: Producto adecuado para pieles grasas y con acné. Debe aplicarse sobre la piel húmeda.

Toallitas desmaquilladoras: Adecuadas para todo tipo de piel, prácticas y útiles. Sin embargo es conveniente recurrir a ellas en ocasiones excepcionales ya que no limpian la piel en su totalidad.

El ritual de desmaquillarse debe seguir una serie de pautas, tanto por la mañana como por la noche:

1º Limpiar el cutis con un algodón, una crema desmaquilladora o gel o cualquier producto desmaquillante.

2º Desmaquillar los ojos con lociones o geles no grasos, teniendo en cuenta que son una de las zonas más frágiles de nuestro rostro y que más maquillaje suelen llevar.

3º Aplicar un tónico facial para mantener nuestra piel limpia y secar la piel bien, tras la absorción del producto

4º Aplicar una crema hidratante según el tipo de piel.

En ALPEL te ofrecemos numerosos productos para desmaquillar tu piel : desmaquilladores en crema, tónicos, lociones, leches, vaselinas, desmaquillador total ... ¿ los has probado ya ?