Consejos y trucos para mantener un cabello sano y bonito

Tener una melena larga, voluminosa y bonita es el sueño de cualquier mujer, ya que es uno de los principales atractivos cuando se ve frondosa, brillante y bien cuidada.

Consejos y trucos para mantener un cabello sano y bonito - Alpel

El cabello está constituido por proteínas como la queratina, tejido muscular, aceites y silicio, y crece desde las raíces en la sangre, nutriéndose del sistema digestivo.

Sin embargo, aunque el cabello crece por razones biológicas de nuestro organismo en todos los seres humanos, no todas las personas tienen el mismo tipo de pelo. Hay personas que lo tendrán más fuerte o más frondoso, dependiendo de su ADN, así como un determinado color y forma.

Por desgracia nuestra melena está expuesta a muchos factores externos diferentes que pueden hacer que se debilite, que pierda fuerza y vitalidad, y esto hace que se vea seca y frágil. Los factores externos que la pueden debilitar pueden ser muchos, así como el exceso de calor, productos químicos empleados en ella, falta de higiene, caspa…

Por suerte, existen una serie de remedios y formas naturales y sencillas para mantener nuestro cabello con su vitalidad, para que así luzca bonito y sano.

Además de utilizar productos de peluquería hay otras maneras de conseguir el mismo resultado y de forma más sencilla, simplemente llevándolos a cabo de manera rutinaria.

 

Corta las puntas

Si recortas el final de los mechones de tu melena con frecuencia evitarás que las puntas se abran y el pelo se parta, lo que haría que el crecimiento del pelo se ralentizase e incluso llegase a dejar de crecer.

Además, las puntas abiertas se van quebrando si no se cortan, lo que hace que el cabello luzca más opaco y menos saludable.

También debes evitar el uso de las planchas de pelo o el secador de pelo en la medida de lo posible, pues el calor de estos aparatos hacen que el pelo se seque y las puntas se abran.

Cortando cada dos meses las puntas de tu cabello, aunque sólo sea un par de dedos de longitud, tu melena se sentirá sana, sin puntas abiertas y crecerá de manera más rápida. Si no quieres cortar las puntas, siempre puedes utilizar un tratamiento reparador de puntas abiertas para ayudarte a solucionar el problema.

 

Aclárate con agua fría

Enjuagarse el pelo con agua fría después de haber aplicado el champú o acondicionador puede ser muy saludable para nuestra melena, ya que el agua fría sella las cutículas del cabello, haciéndolo más sedoso, fuerte y brillante.

Sin embargo, hay que evitar el agua demasiado caliente a la hora de lavarnos el pelo, puesto que debilita el cuero cabelludo, haciéndolo más débil, sin brillo y seco.

Hay que dejar claro que no debes ducharte con agua congelada, simplemente con bajar la temperatura del agua a templada o un poco fría en el último aclarado causará el mismo efecto en nuestro pelo.

 

Cepilla el cabello

La sencilla acción de cepillarse el pelo a la mañana y a la noche, antes de irse a acostar estimulará los folículos del cuero cabelludo porque se estimula la circulación sanguínea en el cuero cabelludo. Esto hará que el pelo crezca más y esté más saludable.

Eso sí, debes evitar cepillarte cuando tengas el pelo mojado, ya que estando húmedo el cabello es mucho más frágil y siendo tan vulnerable puede sufrir más daños al pasar el cepillo.

Además de esto, si se te suelen formar nudos, lo que no tienes que hacer es cepillarte con brusquedad hasta arrancar los nudos, puesto que el cabello se quiebra y causamos un gran daño en él.

Lo que hay que hace es aplicarse un poco de aceite de coco o de argán, esperar unos instantes y desenredar los nudos con cuidado.

En definitiva, si deseas una melena bonita y sedosa hazte con un buen peine y cepilla tu melena siempre que puedas utilizando un cepillo de cerdas naturales, unas 10-20 pasadas a la mañana, al mediodía y antes de irte a dormir. Tu pelo lo notará.

 

Evita el exceso de calor

Como he mencionado anteriormente con el uso del agua caliente, o si exponemos de manera frecuente nuestra melena al calor (uso de planchas, secador, sol…) el cuero cabelludo se seca y en consecuencia el pelo pierde vitalidad y brillo con el paso del tiempo.

Si tenemos el pelo hidratado las puntas no se abrirán ni se quebrarán, por lo que se recomienda el uso de mascarillas hidratantes, sérum, aceites o protectores para el calor.

Lo adecuado, además de usar estos productos hidratantes sería reducir o intentar evitar el uso de aparatos de calor haciendo que la melena se seque debilitando su crecimiento y haciéndola más débil y vulnerable.

 

Lleva una alimentación saludable

Qué es lo que comemos tiene un gran impacto en la salud de nuestro pelo, ya que el cabello requiere de ciertos nutrientes que son vitales para su buena salud. Para que esté sano y fuerte necesita de vitaminas que principalmente se obtienen de las frutas, las verduras, el pescado y los productos lácteos.

Es decir, si incrementamos el consumo de este tipo de alimentos y además bebemos una gran cantidad de agua al día el cabello estará más saludable y lucirá más bonito.

En definitiva, si llevas a cabo estas recomendaciones de manera rutinaria y encima haces uso de productos apropiados para tu pelo como acondicionadores, mascarillas, sérums… etc. tu pelo lucirá sano y bonito.

Debes tener en cuenta que un pelo bonito es un pelo limpio, por lo que tienes que mantener su higiene aunque sin exceso, evitando aplicar acondicionador o mascarilla en las raíces pues esto hará que se engrase y parezca que está sucio.

Como ves, conseguir una melena bonita y saludable es mucho más fácil de lo que imaginas, simplemente debes seguir estos rituales de cuidados en tu cabello de forma rutinaria.